Novedades legislativas sobre el uso de la amalgama de plata en Odontología

La Comisión Europea ha establecido una normativa que, paulatinamente, pretende eliminar el uso de compuestos que contengan mercurio en su composición y se puedan aplicar en la población. Uno de los compuestos más habituales que contiene este metal es la amalgama de plata de uso dental, que contiene aproximadamente el 8% del mercurio que se utiliza a nivel mundial. Analizamos las novedades legislativas implementadas en Europa, que serán de aplicación en España a partir de 2018.

La CE, aplicando el Convenio de Minamata, quiere establecer una eliminación progresiva (no inmediata) de la mayor cantidad posible de compuestos con mercurio en su composición. La Regulación 2017/852 se publicó el año pasado para establecer las vías por las que los estados miembros deberían cambiar su legislación sobre el mercurio. Dicha normativa fue publicada en mayo de 2017 y debería comenzar a aplicarse este año.

El reglamento 2017/852 es de aplicación a partir de enero de 2018. Resumimos aquí los puntos más importantes relativos al uso de la amalgama de plata (artículos 21 a 23):

– Se pretende que, para 2030, no se pueda aplicar amalgama de plata en los pacientes.

– Se prohíbe la distribución de mercurio a granel. Dicho material apenas tiene uso en las clínicas dentales en España, ya que la amalgama de plata suele venir en cápsulas predosificadas, que serán, hasta que no se establezca otra normativa, las únicas aceptadas.

– A partir de 2019 será obligatorio el uso de separadores de amalgama en los equipos (que retengan, al menos, el 95% de las partículas), tanto si se realizan obturaciones con amalgama como si solo se retiran para poner una nueva. No es necesario comprar un equipo nuevo, sino instalar un separador en el mismo para que los residuos del mercurio puedan procesarse. Los equipos nuevos deberán incorporarlo.

– A partir de julio de 2018 no podrá utilizarse amalgama de plata en pacientes con dientes deciduos, menores de 15 años o mujeres embarazadas o que estén dando lactancia materna.

– El reglamento añade un interesante punto que compele a los odontólogos y estudiantes de odontología a formarse sobre este tema y los tratamientos alternativos a la amalgama, así como indicar que se debe investigar sobre estos puntos.

Y, hasta aquí, el resumen de las novedades sobre el uso de la amalgama que van a ser de aplicación en muy poco tiempo.

 

Deja un comentario